Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Teletrabajo y productividad empresarial

  • Dentro de los beneficios de la aplicación de teletrabajo se destacan el fortalecimiento de los procesos comunicativos en el entorno interno y externo de la organización.

En la coyuntura actual, muchas empresas debido al brote acelerado de Covid-19, han tenido que llevar a sus empleados a migrar a la virtualidad. Esto ha llevado a una numerosa pérdida de puestos de trabajo, y la incertidumbre de los empleados por no saber qué pasará con sus empleos a largo plazo.

Si bien para algunas organizaciones fue muy fácil acudir al escenario digital para poder seguir cumpliendo con sus labores, para algunas significó el fin de su funcionamiento.

Esto se debe a que muchas empresas en los últimos 30 años limitaron sus factores de productividad sin darle cabida a la innovación tecnológica,  y sin ir de la mano de las nuevas tendencias digitales y el mercadeo.

Para la consecución del éxito empresarial, se deben tener en cuenta muchos factores internos y externos. Además, en un escenario de pandemia, donde no se tienen certezas, se requiere el apoyo y participación de todos los miembros de la organización para su correcto funcionamiento. Y con el adelanto de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), se ha perfeccionado la modalidad de Teletrabajo, porque la tecnología, bien usada, es un instrumento que favorece el desarrollo corporativo.

Beneficios

Dentro de los grandes beneficios que aportan los avances tecnológicos se destacan el fortalecimiento de los procesos comunicativos en el entorno interno y externo, al facilitar el desarrollo de actividades diarias, manteniendo el contacto directo con los trabajadores y clientes usando los medios digitales.

Y es que los avances de la tecnología han promovido la creatividad de los trabajadores, optimizan mejor su tiempo y estimulan el trabajo en equipo, lo que a su vez lleva a la mejora del clima laboral.

Según El Diario Líderes, (2019), los empleos del futuro, se caracterizan por tener un entorno laboral flexible, tanto así que la modalidad de teletrabajo en América Latina incrementó en un 10% en países como Brasil y Argentina; mientras Ecuador toma la iniciativa en el año 2018 con una proyección de 76000 trabajadores, llegando actualmente al 12%. 

Entre los beneficios para la empresa y el trabajador sobresalen la confianza, la cooperación, el profesionalismo y el incremento de la productividad entre el 20% y 40%.

Además, herramientas como las TIC y el E-commerce, han creado nuevos escenarios para el crecimiento y desarrollo económico en apoyo a las actividades de producción.

Finalmente, cabe señalar, que la efectiva ejecución del teletrabajo requiere de una visión y análisis claro de quienes encabezan la compañía sobre cuales son las necesidades reales necesidades de la misma.

Se requiere, además, una cultura organizacional que apunte hacia la promoción de las ideas, de la motivación personal y una labor de supervisión bien realizada. Sin embargo, se señalan como las ideales  características del teletrabajador la capacidad de laborar sin presión de los superiores, desarrollar habilidades comunicativas, y más importante, la capacidad de resolver problemas,  

Fuente:

  • Sánchez, G., & Montenegro, A. (2019). Teletrabajo una propuesta de innovación en productividad empresarial. 593 Digital Publisher CEIT, 4(5), 91-107.

#CARIBEEXPONENCIAL