Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Mercados Internacionales y Exportación

La idea de llegar a los mercados internacionales es un escenario que seduce a la mayoría de los empresarios. Si bien pensar en la internacionalización va de la mano de contar con una estructura empresarial grande, el comportamiento exportador es muy variable, dinámico y abre oportunidades para todos los sectores de la industria.

Lo que es cierto, es que en este mercado tan globalizado, las empresas que no busquen integrarse dentro de los dinámicas internacionales carecen de posibilidades para competir al más alto nivel.

Sin embargo, dar ese salto llevará a que la empresa entre a competir en mercados más exigentes, lo que generará  que en diferentes momentos del proceso, la organización se vea obligada a un cambio de estrategia.

Toda este dinamismo en el mercado supone diferentes escenarios de incertidumbre. Así mismo, la búsqueda de dicha internacionalización, vendrá fuertemente marcada por el carácter para enfrentarse a situaciones que pondrán a prueba la fortaleza de la estructura empresarial.

Además, ese proceso vendrá acompañado por una gran articulación de los factores de producción y un acelerado cambio tecnológico, que tendrá como consecuencias tanto en la exigencia de una mayor oferta de bienes y servicios, como en el hecho de que los ciclos de vida de los mismos sean cada vez menores.

Pero…¿Por qué las empresas buscan internacionalización?

Existen diferentes motivos por el cual una empresa busca llevar sus productos por fuera de su territorio natal, más allá del factor crecimiento. Algunos de estos son:

  • Situación del Mercado Nacional: Tiene que ver con el declive de su mercado doméstico. La empresa busca la entrada en mercados exteriores que ofrecen mayores o distintas oportunidades.
  • Diversificación: La empresa busca diversificar sus productos para que el riesgo y destino de las ventas sea repartido entre más mercados, logrando que se disminuyan los riesgos de negocio.
  • Disminución de costos: La organización busca realizar sus actividades localizándose en donde le resulte más barato operar.
  • Oportunidades de negocio en el exterior: A la empresa se le presenta la internacionalización como mecanismo para explotar mayores oportunidades de negocio por que hay una cultura diferente que acogerá mejor su producto.

Todo esto será posible si existe un plan de internacionalización correctamente dirigido. Este debe responder a interrogantes como ¿a dónde ir?, cómo llegar?, ¿a quién?, ¿cuánto?, y, ¿quién lo puede gestionar?

Lo importante, es que este plan sea la guía que muestre la ruta de la organización en pro de las consecución de los objetivos, y más importante, que lleve la disminución los factores que pongan en riesgo dicho propósito.

Además, tanto los empleados como la alta dirección debe estar en armonía con el plan. Todos deben estar en sintonía con los cambios que se vienen, y tener conciencia del momento en que se darán.

Para concluir, cabe señalar que para la empresa es necesario conocer esos mercados exteriores a los que desea llegar, por lo que es esencial el proceso de identificación, selección e investigación en profundidad de los mismos. Sólo con la información adecuada y su uso racional, la organización será capaz de elaborar estrategias que le permitan llevar a cabo de forma exitosa el proceso de internacionalización.