Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Los riesgos que acechan al Año Nuevo

Aunque los índices muestran un repunte económico en el país este año saliente, aún hay grandes retos de cara al IPC, la tasa de cambio y el mercado laboral.

En un año que inicia en medio de la aparición de una nueva variante de Covid-19, la incertidumbre, y ad portas de una temporada electoral, hay males que estarán al asecho: La inflación, el precio del dólar y el desempleo.

Si bien es apresurado hacer análisis por el dinamismo de las economías, y apenas el calendario inició su nuevo ciclo esta semana, algunas de las estadísticas sobre el desempeño de 2021 aún no se han sabido y por ende el año arranca con tan solo balances preliminares.

Desempleo

Una de estas variantes es el desempleo. El Dane entregó un reporte que cierra hasta noviembre de 2021, y aunque este indica que disminuyó un 2,5% frente al mismo mes en 2020,  la cifra se quedó estacionada en el doble digito, pues se encuentra en 10,8%.

Esta leve disminución se debió gracias al esfuerzo del mercado laboral. Fue evidente la cantidad de empleos que se perdieron e incluso desaparecieron en aquel 2020. Sin embargo gracias a la reactivación economica y la tendencia a la baja de casos de Covid-19 que se presentaron al año siguiente, la cifra es esperanzadora frente al siguiente año.

María Claudia Llanes, economista de BBVA Research indicó que “el empleo volverá a crecer con el mayor aforo, con la mayor apertura del sector de la educación y con las políticas de apoyo al empleo del Gobierno”. Además, destacó que entre los subsectores más rezagados con respecto a sus niveles de noviembre de 2019 se encuentran el de restaurantes y cafeterías y algunos de la salud, educación  y turismo.

En cuanto a la inflación…

En la primera semana de enero, el Dane entregará el dato de la variación del Índice de Precios del Consumidor (IPC) para diciembre de 2021. Y por otro lado, otras estimaciones como la del Banco de la República, apuntan a que cerrará en 5,3%, considerando que en el último dato disponible, para noviembre de 2021, se registró una variación anual de 5,26%.

Sin embargo, uno de los principales retos del país en los primeros meses del año es regular el alza de precios, lo cual no solo será influenciado por la inflación, sino también por el aumento del salario mínimo de este año que llegó a 1 millón de pesos.

“Lo anterior puede ser un alivio para los trabajadores formales que reciben dicha remuneración, sin embargo, los consumidores pueden seguir sintiendo alzas en precios clave y se recomienda en enero de 2022 hacer presupuestos incorporando estos ajustes para que el sueldo alcance”, mencionó Sergio Olarte, economista jefe de Scotiabank Colpatria.

Por otro lado, el Ministerio de Minas y Energía ha informado que el precio de los combustibles tendrá un aumento de $176 pesos para la gasolina y $166 para el diésel a partir del 1° de enero de 2022, por lo que el galón costará  $9.048 pesos, mientras que el diésel rondará sobre los $8.884 pesos en las 13 ciudades principales del país.

Con el propósito de controlar este fenómeno, los bancos centrales, entre ellos el Banco de la República, han aplicado elevar su tasa de intervención en medio de un entorno de recuperación de la economía y del consumo. Es así como el 2022 inicia con una tasa de interés de 3%, pues desde septiembre se ha incrementado la tasa en 125 puntos básicos.

Sobre el dólar…

Otro elemento preocupante es la tasa de cambio. Pues la alta devaluación de la moneda Colombiana indica que fue de las más decrecientes  frente al dólar en el 2020. La TRM de hoy 6 de enero se ubicó en $4.051,67 pesos colombiano.

En conclusión, el país tendrá en este 2022 uno de los retos más grandes que además estarán permeado por diferentes factores que elevarán el nivel de riesgo y la incertidumbre social, lo cual levará a la ejecución de estrategias para la reducción de gasto público, y la reducción de la deuda nacional.

En esa dirección, el ministro de Hacienda José Manuel Restrepo dijo que “en materia de austeridad del gasto público, tenemos que hacer un esfuerzo que tiene que representar 20% de esta iniciativa, donde hay posibilidad de ahorro de casi $1,8 billones. Tiene que tener varios temas en consideración. Por ejemplo, límites en los temas burocráticos, en masa salarial, restringir cambios en la planta de personal y optimizar el pago de horas extras”.

 

#CARIBEEXPONENCIAL

 

Fuente: Revista Portafolio.