Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Intraemprendimiento y su implicación en la Innovación Empresarial

  • En las grandes multinacionales se ha adoptado la figura de Intraemprendedores, lo que les ha permitido ser pioneras en innovación y solidificar sus estructuras empresariales.

En el mundo empresarial actual, los reclutadores o departamentos de gestión humana encargados de la incorporación de personal en las organizaciones, han coincidido en un aspecto: las empresas necesitan trabajadores con un perfil de emprendedor.

A esta característica se le ha llamado Intraemprendimiento.  Y hace referencia exactamente a aquellas personas que impulsan su iniciativa y visión empresarial desde adentro de las mismas empresas en las que trabajan.

El término, que nació en el año 1978 gracias a sus autores Gifford y Elizabeth Pinchot (esposos) cuando fue llamado “Intrapreneur”, fue en principio definido como como la característica de “aquellas personas que son capaces de desarrollar un comportamiento emprendedor, bajo el respaldo de la empresa, a través del descubrimiento, evaluación y explotación de nuevas oportunidades de negocio”.

Individualmente, se podría describir a un Intraemprendedor bajo seis grandes premisas: 

  • Proactividad
  • Tolerancia al riesgo
  • Capacidad imaginativa, de creación
  • Dedicación, constancia, persistencia, tenacidad
  • Flexibilidad, adaptación al cambio
  • Destreza para organizar y trabajar en equipo.

Por otra parte, si una empresa quiere sacar provecho de ello, debe brindar las condiciones de organización interna y gestión que impulse las ideas y oportunidades identificadas por sus emprendedores internos, facilitando así el efectivo desarrollo de las ideas que aportan valor a la empresa.

Innovación empresarial: el camino a seguir

Así mismo, se puede observar que las últimas tendencias empresariales le apuntan a esa iniciativa. Incluso, en empresas multinacionales de gran éxito se ve claramente ejemplificado. Un líder en innovación como Google, aplica este modelo y facilita a sus colaboradores entre el 20% y el 25% de su horario laboral para dedicarse a desarrollar sus ideas. Además de brindarles financiamiento.

Esto quiere decir que para que un Intraemprendedor pueda desarrollar todas sus habilidades, debe hacer parte de una organización con una clara cultura de innovación, y esta misma, debe ser transmitida de manera clara a sus trabajadores.

Sin embargo, para que esa innovación sea verdaderamente efectiva, deben existir políticas que fomenten la creatividad, el aprendizaje, las interacciones abiertas, la diversidad y la tolerancia al fracaso, ya que se debe tener muy claro que innovar implica un riesgo y que el fracaso también es una opción.

Finalmente, para que una innovación se considere exitosa, es necesario introducir lo propuesto en el mercado o implementarlo en un proceso y ver cómo eso produce un retorno para la empresa, lo cual es una característica fundamental de toda innovación.

Y es que la gestión eficaz y eficiente de una empresa, implica evaluar los resultados de sus procesos respecto a indicadores esperados. Y para evaluar los resultados logrados a partir del proceso de innovación establecido, la empresa debe definir indicadores financieros y no financieros.

Además, dicha evaluación debe proporcionar información acerca del éxito o fracaso de las innovaciones y ser fuente de aprendizaje para la mejora de gestiones futuras propuestas por sus trabajadores.

 

Fuente: Cristóbal, S., Olivera, A., & Saavedra, C. (2016). Sinergia para innovar. Los intraemprendedores y la gestión de innovación en las empresas. INNOTEC Gestión, (7 ene-dic), 51-54.

#CARIBEEXPONENCIAL